Se encarecen los seguros de vivienda en España

como-reducir-el-gasto-de-electricidad1Los seguros de vivienda en España se encarecieron un 3,4% en febrero en comparación con el mismo mes del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).De esta manera, se acelera el ritmo de incremento de los costes de los seguros de vivienda, pues en enero el alza fue del 3,1%. Además, el diferencial con respecto al IPC general se sitúa en cuatro décimas, pues este indicador registró en febrero una tasa del 3%.Los seguros de vivienda, en función de la póliza firmada,  como incendios, inundaciones, daños en la instalación eléctrica o robos, entre otras contingencias.Por su parte, los costes de los servicios de conservación de viviendas repuntaron un 0,8% en febrero, y los precios de materiales para la conservación lo hicieron un 0,4%.

La fuga de capital inversor extranjero se duplica en febrero

capital extranjeroLos inversores extranjeros sacaron de España 8.700 millones de euros en febrero por segundo mes consecutivo, frente a unas entradas de 17.500 millones de euros en el mismo mes del año anterior, según los datos de la balanza de pagos publicada este miércoles por el Banco de España.

De esta forma, en febrero se mantuvo la tendencia de salidas de capital que se inició en enero y además se hizo a un ritmo muy superior, porque en ese mes los extranjeros retiraron el doble que en el primer mes del año, cuando sacaron del país 4.345 millones de euros.

Así, en los dos primeros meses de 2014, los inversores han retirado de España más de 13.100 millones. Se trata de la segunda “fuga” de capitales que se produce desde el pasado mes de agosto, cuando los inversores sacaron 2.242 millones de euros.

En el periodo septiembre-diciembre de 2013, los extranjeros inyectaron en España más de 52.000 millones de euros, especialmente en noviembre y diciembre, con más de 20.000 millones de euros cada mes. En total, en 2013, la mejora de la economía española y la mayor confianza en la misma llevó a los inversores extranjeros a inyectar un total de 88.981 millones de euros después de que en 2012 sacaran de España 173.191 millones de euros, reflejando entonces la inestabilidad de los mercados financieros y los rumores sobre el posible rescate de la economía española.

Como consecuencia de las salidas de capital producidas en febrero, los activos netos del Banco de España frente al exterior se redujeron en 11.000 millones de euros, frente al aumento de 11.400 millones de un año antes, debido sobre todo a la evolución de los activos netos del Banco de España frente al Eurosistema. En febrero, las salidas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, se materializaron a través de las operaciones realizadas en inversiones directas, inversiones de cartera y derivados financieros. Estas salidas fueron superiores a las entradas registradas en la otra inversión.

Concretamente, las inversiones directas dieron lugar a salidas netas de 3.900 millones, al sumarse las salidas generadas por las inversiones directas de España en el exterior, que se situaron en 3.500 millones de euros, a las desinversiones directas del exterior en España por valor de 400 millones de euros.

Por su parte, las inversiones de cartera generaron en el segundo mes del año salidas netas de fondos por valor de 5.900 millones de euros, debido a las salidas generadas por las inversiones de España en el exterior, que ascendieron a 4.200 millones de euros, y por las desinversiones del exterior en España, hasta un total de 1.700 millones de euros.

Por último, las operaciones con instrumentos financieros derivados originaron en febrero salidas netas de fondos por valor de 1.000 millones de euros, frente a las salidas de 500 millones del mismo mes de 2013.

El ajuste del precio de la vivienda en España aún no ha terminado

banca-activosLa corrección de los precios del sector inmobiliario iniciada en España hace siete años aún no ha concluido como consecuencia de la lentitud con la que se ha producido el ajuste en comparación con lo sucedido en otros países donde se registró el estallido de la burbuja inmobiliaria, como Irlanda, Reino Unido o EEUU, según advierte la agencia Moody’s.

Asimismo, la calificadora de riesgos apunta como otro de los factores a tener en cuenta el hecho de que España cuenta aún con un importante inventario de inmuebles a la venta, que según datos de la Comisión Europea oscilaría entre las 700.000 y el millón de unidades.

En este sentido, Moody’s considera que “incluso si el volumen de ventas aumentara respecto a los actuales niveles en línea con la modesta recuperación económica en España, llevará varios años reducir este exceso de oferta”.

Por otro lado, la agencia recuerda que datos recientes constatan que la morosidad en los préstamos a empresas relacionadas con el sector del “ladrillo” entre los bancos españoles se situó en diciembre de 2013 en el 37,05%.

La inversión inmobiliaria aumentó un 50% en 2013, según un estudio

inversion_inmobiliariaLa inversión inmobiliaria sumó 2.700 millones en España en 2013 y creció un 50%, mientras que en los países del sur de Europa aumentó un 107% gracias al mejor acceso al crédito, según el estudio “International Investment Altas 2014” elaborado por Cushman & Wakefield.

Así, el mercado inmobiliario español es el decimoséptimo del mundo donde más se ha invertido, por detrás de Malasia y por delante de Polonia, en una lista que lidera China. Para 2014, se estima que el mercado inmobiliario europeo va a crecer entre un 12% y un 13%.

El estudio concluye que en la reactivación del mercado europeo han tenido un papel clave los inversores oportunistas y la demanda exterior y los mercados principales siguen siendo Francia, Alemania y Reino Unido, que crecieron un 24% y mantienen el 66% de toda la inversión en el viejo continente.

Según la asociada de Capital Markets de Cushman & Wakefield, Yola Camacho, se ha detectado un incremento significativo en el interés de inversores internacionales en el mercado español, un mercado “transparente” con una economía que empieza a dar señales de mejora que ofrece mejores posibilidades de crecimiento a corto y medio plazo.

Así, en los dos primeros meses de 2014 la inversión total en inmuebles comerciales asciende aproximadamente a unos 550 millones de euros, cifra que implica un incremento del 175% si se compara con los 200 millones registrados en el primer trimestre de 2013.

Del estudio se desprende que la inversión inmobiliaria en Europa, Oriente Medio y África (EMEA) en 2013 fue de 177,5 billones, un 23% más que el año anterior y la cifra más alta de los últimos 6 años. Esto ha sido posible por la alta actividad que se ha producido durante el cuarto trimestre de 2013.

Según el jefe de Capital Markets en Europa de Cushman & Wakefield, Jan-Willem Bastijn, ahora mismo el mercado inmobiliario está en un momento álgido en esta zona, ya que la demanda sigue creciendo al igual que el interés de los fondos extranjeros por invertir rápido. Además, hay un mayor acceso al crédito y precios más ajustados.

El valor de las inversiones inmobiliarias globales en 2013 fue de 859 billones de euros, lo que supone un incremento del 23% y el nivel más alto desde 2007. Además, el buen comportamiento de la mayoría de mercados ha permitido restablecer el rendimiento de los edificios en las zonas más exclusivas a los niveles de antes de la crisis.

Asia lideró la inversión inmobiliaria global con un crecimiento del 25% y el mercado chino ha sido el principal motor después de apostar especialmente por la compra de terrenos, oficinas y retail. En total, un 37% de la inversión inmobiliaria global se ha producido en este país.

En América la inversión cayó un 13%, aunque cabe destacar los altos niveles de inversión en México (+188%) y el buen comportamiento del mercado chileno. Brasil, por su parte, ha visto reducidos sus volúmenes de inversión al igual que otros mercados como Argentina.

De cara a 2014, el estudio de Cushman & Wakefield estima un crecimiento del 13% de las inversiones inmobiliarias globales hasta alcanzar 968 billones de euros, con la actividad liderada por EUA y los países de Europa occidental.

El precio de la vivienda en España dejará de caer en 2015

La agencia Standard & Poor’s ha mejorado sus expectativas sobre la evolución de los precios de la vivienda en España, que bajarán un 2% este año y se estancarán en 2015, ante la incipiente recuperación de la economía del país y la entrada de inversores extranjeros, aunque advierte de que aún no espera una recuperación del sector inmobiliario.

“En España, que ha http://thechildrenstrust.org/buy-cialis-cost registrado una de las mayores correcciones, creemos que la bajada de precios se desacelerará este año gracias a la mejora de las condiciones económicas y el aumento de la demanda por parte de inversores extranjeros“, señala la agencia en un informe sobre el sector inmobiliario en Europa.

En este sentido, la agencia destaca que España ha ganado competitividad gracias a las reformas estructurales adoptadas y al ajuste de los costes laborales unitarios, lo http://mnbiofuels.org/cialis-online-drugstore que ha permitido un rápido incremento de las exportaciones.

Asimismo, apunta que la correción en el sector de la construcción parece haber llegado a su fin y ahora tiene un peso del 9,8% en el PIB, frente al 22,3% que llegó a alcanzar a finales de 2006, un nivel inferior al observado durante la gestación de la burbuja inmobiliaria, lo que ha reducido la cuota del sector de la construcción en el empleo hasta el 6% en septiembre de 2013 desde el 14,4% en 2007.

De este modo, los analistas de S&P han moderado sus previsiones de caída de precios en 2014, hasta el 2% desde el 5% previsto inicialmente, mientras que para 2015 esperan que los precios no experimenten caídas y se mantengan estables, cuando antes auguraban un descenso del 1%.
La oferta supera la demanda

No obstante, S&P subraya que no piensa que el sector haya llegado a un punto de inflexión todavía en España, puesto que la oferta de vivienda continúa superando significativamente a la demanda, mientras que las condiciones de acceso al crédito siguen siendo restrictivas.

Así, los autores del informe señalan que, a pesar de la desaceleración de la caída de precios registrada recientemente, la recuperación aún no se ha materializado, porque las subidas de precios apenas se circunscriben a sólo cuatro comunidades autónomas, particularmente en regiones como Baleares, donde la oferta de vivienda es escasa y existe una fuerte demanda extranjera, protagonista de un creciente número de transacciones en España.

El documento subraya además que “los fundamentales tras el mercado inmobiliario siguen siendo desfavorables”, puesto que desde el lado de la demanda el elevado desempleo deprime los ingresos disponibles y frena la compra de vivienda.

Asimismo, S&P advierte de que el nivel de endeudamiento de los hogares españoles se está reduciendo lentamente, mientras que la caída del precio de la vivienda registrada añade aún más presión sobre las familias sobreendeudadas, lastrando el consumo y provocando un aumento de la ratio de mora bancaria, lo que, a su vez, lleva a una restricción de la concesión de préstamos por parte de las entidades.

Desde el lado de la oferta, S&P señala que el “stock” de viviendas nuevas a la venta sigue siendo muy alto y arroja dudas sobre una recuperación sostenida de los precios.

“El mercado inmobiliario español aún parece estar sobrevalorado entre un 12% y un 20% en relación con los ingresos, las rentas y la media a largo plazo”, apunta la agencia.

Asimismo, los autores del informe destacan que las proyecciones demográficas para España representan otro lastre para el sector de la vivienda en el país, que podría perder 2,6 millones de habitantes a lo largo de la próxima década.

“Un hundimiento de la población claramente limitaría cualquier incremento de la demanda de vivienda en la próxima década”, advierte S&P.

Fitch: “tocarán fondo” en 2015

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Fitch coincide también en que los precios de la vivienda seguirán cayendo en España por un excedente de oferta, así como por las ventas de los bancos con grandes descuentos y las operaciones de la Sareb, para después “tocar fondo en 2015” en la medida que unas condiciones más asequibles impulsen la demanda.

“A pesar de las desaceleración de la caída de los precios de la vivienda, Fitch prevé que sigan bajando durante 2014 y toquen fondo en 2015″, asegura la agencia en un informe sobre el mercado inmobiliario e hipotecario global. En concreto, explica que este descenso se verá impulsado por el excedente de viviendas, que se calcula supera el millón de unidades. Además, se mantendrá la tendencia mostrada por los bancos este 2013 de estar más dispuestos a deshacerse de sus activos inmobiliarios con grandes descuentos.

Asimismo, a esto se ha sumado el inicio de la actividad comercial de la sociedad gestora de activos Sareb a mediados de 2013, que continuará aportando “presiones significativas” a los precios de la vivienda.

Por otra parte, cree que el ratio de morosidad continuará aumentando en el corto plazo tras el “fuerte repunte de 2013”, mientras persista la débil dinámica del mercado laboral y los volúmenes hipotecarios sigan cayendo. En su opinión, este ratio tocará techo en 2015, a medida que descienda gradualmente el paro.

Sin embargo, advierte de que el mercado hipotecario es “altamente vulnerable” a un aumento de los tipos de interés, ya que la mayoría de las hipotecas están vinculadas al Euríbor, que se encuentra actualmente en mínimos históricos, pero podría aumentar en el medio o largo plazo.