Un hombre que está arrancando el papel pintado de su casa es visitado por un amigo:
– ¿Qué, redecorando la casa?
– No. De mudanza.