Sáenz de Santamaría

sorayaDurante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo en el Senado, la vicepresidenta ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat “no puede saltarse la ley con la excusa de la política”. Sáenz de Santamaría respondía así del senador de CiU Josep Lluís Cleries, quien reclamó al Gobierno que aborde políticamente la cuestión de Cataluña.

La vicepresidenta ha señalado que el senador “ha presentado como un éxito lo que es un fracaso de la Generalitat y de su partido porque dos de cada tres catalanes, incluidos menores y extranjeros, les han ignorado”.

“No voy a entrar a discutir sus cifras por respeto a esta Cámara. La única aportación política que ha hecho su Gobierno es la constatación formal de la división y la tensión a la que han sometido a los ciudadanos de Cataluña. La única agenda política de estas dos medias legislaturas del señor Mas es inestabilidad y tensión”, ha dicho.

Soraya Sáenz de Santamaría ha argumentado que hacer política es “gobernar para todos los ciudadanos y no alentar discursos sólo para una parte olvidándose a todos los demás: cinco millones”. “Es trabajar -ha subrayado- dentro de la ley, máxime si se desea cambiar, porque la ley no es ni más ni menos que la expresión política de la voluntad ciudadana y usted no respeta lo que políticamente dicen los ciudadanos. Y trabajar con lealtad, porque dialogar sobre las reglas de la democracia exige, en primer lugar, respetarlas. Así actúa este Gobierno”.

En su contrarréplica al senador de CiU, la vicepresidenta ha señalado que “si trabajan por una Cataluña en libertad, recuerden que según sus cálculos hay casi siete millones de catalanes y sencillamente a todos esos no los están atendiendo”.

“Que lo del otro día no era ni un referéndum ni era legal -ha añadido Sáenz de Santamaría- no es que lo diga el Gobierno, es que lo ha dicho el señor Mas al pedir al minuto exacto de cerrarse las urnas un referéndum, esta vez legal. Con lo que yo, a confesión de parte, no tengo nada que objetarle”.

Además, la vicepresidenta ha sostenido que “legalmente el derecho de autodeterminación que pide no es posible, ni en esta Constitución ni en ninguna otra de las democracias de nuestro entorno, salvo que se cambie”. Desde el punto de vista político, ha agregado que “con este partido y con este Gobierno no juegue para negociar con la soberanía de los españoles”.

“Convendría que menos retórica y más las cosas claras: si lo que quieren ustedes, que es lo que votan, es la independencia de Cataluña, difícilmente vamos a llegar a un acuerdo porque ya le digo yo que ni este Gobierno ni este partido van a prestar sus votos para un acuerdo de secesión”, ha manifestado.

Mariano Rajoy

mariano_rajoyDurante su discurso en la clausura del XVII Congreso del Instituto de la Empresa Familiar, Mariano Rajoy ha destacado que la economía española comienza a caminar por la senda de la expansión, “una expansión todavía tímida”, pero que se asienta en unas “bases firmes”. “Todos los esfuerzos y reformas que hemos llevado a cabo en los últimos tres años -ha dicho- están dando sus frutos y han situado a España en una mejor situación para afrontar su futuro”.​

En opinión del presidente del Gobierno, esta mejora se ha visto reflejada en la actividad económica: “Estamos creciendo y, además, de una forma progresiva y continuada”. Según ha explicado, hemos pasado de una caída del PIB del 1,2% a lograr crecer el 1,3%: “Un vuelco de 2,5 puntos ya no es solo una noticia alentadora, sino la constatación de un cambio de rumbo”.

​Ha destacado especialmente las previsiones de la Comisión Europea conocidas hoy y que muestran que España crecerá más que la zona euro hasta 2016: “Este año, España crecerá el 0,4 más que la zona euro, el año que viene un 0,6 más y el año 2016, un 0,4 más”.

Rajoy ha manifestado que este aumento del crecimiento se ha trasladado al empleo: “En los dos últimos trimestres, se han creado en España 553.400 empleos netos”. Lo positivo de este dato es su repercusión en la industria y en la construcción, además de en el sector servicios. También sigue mejorando de manera significativa la contratación indefinida.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado igualmente que ​la afiliación a la Seguridad Social aumentó en octubre en cerca de 29.000 personas y que, tras nueve meses consecutivos de incrementos, hoy ya hay 330.147 afiliados más que hace un año.

No obstante, Rajoy ha admitido que “todavía nuestra tasa de paro es, literalmente, insoportable, el 23,7% de la población activa” y que “no podremos afirmar sin desdoro que hemos salido de la crisis hasta que las cifras de desempleo no se reduzcan sustancialmente”. En este punto, ha solicitado a los empresarios un “esfuerzo renovado en la lucha contra la lacra del paro”.

Mariano Rajoy ha remarcado el dinamismo de la exportación de mercancías en España a pesar del estancamiento de la zona euro: en los primeros ocho meses de 2014, ese dato creció el 0,9% interanual. Por lo que se refiere al turismo, “España sigue siendo uno de los principales destinos del mundo”.

Pero, ha agregado, los resultados han sido positivos, ya que “las pruebas de resistencia europeas han mostrado el buen estado de nuestra banca que ha obtenido un nivel de solvencia más que notable” y España es el único país junto con Holanda en el que no ha suspendido ninguna entidad. Tras este dato positivo, ha dicho, “resta que el crédito fluya con más rapidez y mayor cuantía”.

El presidente del Gobierno ha reiterado su compromiso con la consolidación fiscal: “En España seguimos reduciendo el déficit público, del 6,3% en 2013 al 5,5% esperamos en 2014”. Según ha explicado, “hemos hecho compatible el mantenimiento de una senda fiscal responsable, con el crecimiento de la actividad económica y con una reforma fiscal que servirá para apoyar la recuperación”.

En opinión de Rajoy, todos estos datos han llevado a que mejore la percepción de la economía española, algo que ha permitido “financiarnos en estos momentos a menos del 1% a 5 años y en el entorno del 2% a 10 años”. Ha recordado que en el año 2012, los créditos a 10 años rondaban el 7% de interés.

Antes de terminar, Mariano Rajoy ha a​nimado “recuperar una costumbre, que es hablar bien de nuestro país”. Ha afirmado que “España es un gran país, una de las economías más importantes del mundo, uno de los países con mayor renta per cápita del mundo, con un sistema del bienestar como no tiene nadie”.

​No obstante, ha reconocido que “hemos vivido un tiempo muy complicado, todavía hay gente que lo pasa mal”, pero “España es un gran país, una gran nación”.

Durante el coloquio que ha seguido a su intervención, el presidente del Gobierno ha adelantado que “en la medida en que las cosas vayan a ir a mejor, en la próxima legislatura, volveré a plantear una nueva bajada de impuestos porque creo en eso, creo que el dinero en manos de la gente se gasta mejor, hay más crecimiento, se recauda más y, por tanto, los servicios públicos van a ser mejor”.

 

Enrique Lacalle

Enrique LacalleLa presente edición de Barcelona Meeting Point, que tiene lugar desde ayer 29 de octubre hasta el domingo 2 de noviembre, contará con 265 empresas participantes procedentes de 23 países y ocupará cerca de 20.000 metros cuadrados de superficie de exposición.

El Presidente de Barcelona Meeting Point, Enrique Lacalle, ha explicado que “todo son buenas noticias en el sector inmobiliario porque España vuelve a estar de moda con la vuelta de la inversión internacional y de los grandes fondos ”. Lacalle también ha explicado que “en la presente edición contamos con una masiva presencia de los grandes fondos de inversión internacionales, agentes de la propiedad e inversores de Europa, Rusia y China interesados en comprar en España, así como la mayor oferta inmobiliaria del mercado con las mejores oportunidades del momento y financiación. Como siempre Barcelona Meeting Point sigue siendo el mejor reflejo del sector”.

Rodrigo Rato

rodrigo ratoEl expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato afirmó en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que las ‘tarjetas B’ existieron desde los años 90 en la caja de ahorros para cubrir “gastos personales” de los consejeros y directivos y que él no tomó ninguna decisión sobre esta materia porque no fue un tema “problemático” objeto de “preocupación” por los órganos de la entidad.

Así consta en la declaración, del que fuera máximo responsable de Caja Madrid entre 2010 y 2012 hasta ser nombrado presidente de Bankia, que prestó el pasado jueves en calidad de imputado.

Rato aseguró que el entonces director financiero en Caja Madrid, Idelfonso Sánchez Barcoj, le entregó dos tarjetas, una para gastos de representación y otra para “gastos particulares”, cuyos límites estaban ya establecidos . “Yo entiendo que está englobada en mi remuneración y es, por lo tanto, de uso personal”, dijo.

Según interpretó, se trataba de “un instrumento de pago de las retribuciones y tenía que estar sometido a la fiscalidad de cualquier retribución”. “Entiendo claramente que es una parte de mi retribución, no un incremento”, ha remachado.

El imputado reconoció que no le explicaron los criterios tenidos en cuenta a la hora de fijar el límite máximo de estas tarjetas y añadió que “nunca” los revisó ni renovó. Según dijo, no tomó ninguna decisión sobre el régimen de estos plásticos ni cuando entró en Caja Madrid ni cuando pasó a Bankia porque “no fue objeto de ninguna preocupación” por la dirección de medios, la dirección tributaria, la secretaria general, la dirección financiera ni ningún miembro del Consejo.

“Eran tarjetas personales que a lo largo de diez o quince años existieron pero habrán existido varias decenas, eran tarjetas conocidas, emitidas y suscritas por la entidad con la firma visa, una firma internacional en contratos tipo”, dijo, para incidir en que nunca apareció como un tema “problemático” en las reuniones mantenidas sobre la fusión o salida a Bolsa de la entidad y admitir que “esta peculiaridad de Caja Madrid no existía en otras cajas”.

Miguel Ferre

Miguel Ferre1En su comparecencia en la Comisión de Presupuestos de la Cámara Baja, Ferre recalcó el momento de recuperación económica que está viviendo en estos momentos la economía española. El PIB crecerá un 1,3% este año, previsión del Gobierno similar a la de los servicios de estudios de análisis macroeconómico, tal y como reconoce la Autoridad Independiente de ​Responsabilidad Fiscal (Airef). En este sentido, el secretario de Estado de Hacienda avanzó que los ingresos tributarios han aumentado de enero a agosto, en términos homogéneos, un 5,1% sobre el mismo periodo del año anterior, al tiempo que valoró las palabras pronunciadas por el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en la misma Comisión, respaldando las previsiones económicas que acompañan a estos Presupuestos.

Para el próximo año, la recaudación tributaria aumentará un 5,4%, según se refleja en las cuentas públicas para 2015, fruto de la aceleración del crecimiento del PIB hasta el 2%.

El secretario de Estado de Hacienda recalcó, además, la importancia de la reforma fiscal, incorporada a las cuentas públicas, y que proporcionará una inyección de 9.000 millones en los bolsillos de ciudadanos y empresas, en los próximos dos años.

“La reforma fiscal impulsará la recuperación económica que ya estamos viviendo a través de la mayor demanda interna prevista por la bajada de impuestos”, dijo. En el caso del IRPF el impacto recaudatorio, será de 5.981 millones de euros, de los que 3.366 millones se reflejarán ya en 2015 a través de una rebaja en las retenciones de las nóminas de más de 20 millones de contribuyentes.

Esta reducción de impuestos contribuirá a reforzar el crecimiento económico a partir del próximo mes de enero. De hecho, se espera que la rebaja fiscal genere un aumento adicional del PIB del 0,55%, respecto al escenario macro de referencia sin reformas tributarias. En el caso del IVA, Ferre indicó que su recaudación crecerá un 7,2% el próximo año, fruto de la mayor actividad económica.

Por su parte, las medidas normativas incluidas en el Impuesto sobre Sociedades ayudarán a elevar la capitalización de grandes empresas y pymes y mejorar su competitividad.

En cuanto al presupuesto de beneficios fiscales para 2015, Ferre indicó que el próximo año ascenderá a 40.700 millones de euros. La mayor partida corresponderá a fomento del empleo, que absorberá el 18,5% del total (7.542 millones de euros). También incluye, entre otros, los incentivos fiscales dirigidos a los emprendedores por creación o mantenimiento de empleo, o la mejora de las deducciones por I+D+