Archivos sobre ‘vinculaciones hipotecarias’

Vinculaciones hipotecarias más habituales

Martes, 2 de mayo de 2017

clausula-sueloAlgo más de nueve de cada 10 préstamos hipotecarios analizados los requieren para lograr un mejor tipo de interés.

Les siguen, por este orden: suscribir un seguro de vida, una tarjeta de crédito, una de débito y un seguro de protección de pagos.

Contratar un seguro de hogar, domiciliar la nómina y suscribir un seguro de vida. Son, por este orden, las tres vinculaciones más repetidas por los bancos a la hora de ofrecer un mejor tipo de interés en la contratación de una hipoteca. Las rebajas que pueden lograrse a través de su suscripción pueden superar un punto porcentual.

Es uno de los datos que se desprende de un estudio llevado a cabo por el comparador de productos bancarios CrediMarket.com. En él han analizado las hipotecas a interés mixto y variable que financian hasta el 80% del valor de tasación o compraventa del inmueble y que están incluidas en su base de datos.

Concretando, el 93,75% de las hipotecas examinadas pide la contratación de un seguro de hogar; un 91,7%, la domiciliación de al menos una nómina, y el 79,1%, la suscripción de un seguro de vida.

Siguen, de lejos y por este orden, la contratación de una tarjeta de crédito (58,3%), de una tarjeta de débito (20,8%) y de un seguro de protección de pagos (18,75%). Domiciliar varios recibos y asumir un plan de pensiones comparten porcentaje (16,7%) y, tras ellos, mantener un saldo medio en cuenta (4,2%). No se han apreciado apenas diferencias en función de la clase de hipoteca.

A tener en cuenta

Expertos en hipotecas de CrediMarket recuerdan que, en principio, no existe límite alguno en la suscripción de estos productos siempre y cuando la entidad facilite al titular del contrato todas sus características, sus condiciones y qué implican. Así hay entidades que sólo requieren de uno y otras, de seis.

Con todo, añaden, su contratación con el banco no es requisito indispensable: sólo conllevan una reducción en el interés. De hecho, sólo hay un producto de contratación obligada (y no necesariamente con el banco), el seguro de daños, conocido popularmente como seguro de hogar.

En esta línea, puede resultar más económico contratar alguno de forma externa. En cuanto a otros productos, estudiar si se va a poder cumplir con sus requisitos (uso mínimo de una tarjeta, mantener el saldo medio requerido en cuenta…).

Así, y además de comparar las propuestas de diferentes entidades antes de decidirse por una u otra, desde CrediMarket se recomienda que antes de asumir los productos vinculados propuestos por el banco se estudien bien sus condiciones, qué coste conllevan. También que se use el sentido común.