En 2019, un cambio contable en los alquileres afectará a las empresas

ineEl regulador internacional de contabilidad aprobó este año una nueva norma que va a suponer un revés contable para las compañías de todo el mundo cuando entre en vigor en enero de 2019. Ese impacto se deriva de un cambio en la forma de contabilizar los arrendamientos, tanto inmobiliarios como de otros activos. Actualmente, las empresas computan esas rentas en la partida de gastos de su cuenta de pérdidas y ganancias por ejemplo mes a mes, como si se tratase del abono del alquiler de un piso. Con el nuevo modelo, las compañías cotizadas deberán incluir todo el coste futuro de sus contratos de alquiler en su balance, como un activo y un pasivo, lo que les supondrá un aumento del nivel de deuda.

Según el Consejo Internacional de Estándares Contables (IASB, por sus siglas en inglés), la nueva normativa de reporte de información financiera NIIF 6 tendrá un impacto al alza en el endeudamiento conjunto de las compañías de todo el mundo de unos 3 billones de dólares (2,7 billones de euros). La norma afectará inicialmente a las empresas en Bolsa y las que no cotizan pero operan en el extranjero. Si el regulador español adaptase la norma nacional, también sería de aplicación al resto de sociedades mercantiles.

Ahora bien, unos sectores se verán más afectados que otros por su mayor recurso al alquiler. Empresas de distribución  tendrán que computar como deuda el alquiler de locales comerciales y almacenes. Los bancos harán lo mismo con sus sucursales y sedes en ese régimen, las aerolíneas con las flotas de aviones en «leasing» y las cadenas hoteleras con los hoteles de terceros. Otros sectores afectados son el de las telecomunicaciones, por sus redes y torres, y el energético, por los terrenos donde se instalan los parques eólicos.

Valencia es la segunda provincia con más compraventas registradas en 2013

descargaEl número de compraventas de viviendas registradas en la Comunitat Valenciana en 2013 aumentó un 1.28%, frente al 0.48% de caída media registrada en España. Del total de viviendas adquiridas en la región (47.649), 22.250 correspondieron a vivienda nueva y 25.399 a usada. Este dato sitúa a la autonomía como segunda autonomía en número de viviendas nuevas vendidas, y la cuarta en el apartado de vivienda usada.
Alicante es la tercera provincia española con más compraventas (24.754); Valencia ocupa la quinta posición (16.779) y Castellón registra un total de 6.121. Atendiendo al número de compraventa de viviendas por cada 1.000 habitantes, Alicante lidera la clasificación nacional (13,36), mientras que Castellón aparece en cuarto lugar con 10,31. Así se desprende de los datos dados a conocer este lunes en Madrid por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles, como parte del Anuario 2013 de Estadística Registral Inmobiliaria (ERI), que arroja datos pormenorizados del mercado inmobiliario e hipotecario español desde hace una década.

Reino Unido, Francia, Rusia, Bélgica y Alemania son, por este orden, las nacionalidades que más viviendas adquirieron en España a lo largo de 2013. En la Comunitat Valenciana, segunda en este apartado tras Baleares, el porcentaje de compradores foráneos alcanzó casi el 25%. Los extranjeros que más viviendas adquirieron procedían de Rusia y Reino Unido (ambas por encima del 13% del total cada una), Argelia, Noruega, Francia, Bélgica, Suecia, Alemania, Holanda y Rumanía. Alicante encabeza la clasificación de provincias españolas en este apartado, con más del 40% de adquisiciones realizadas por extranjeros, mientras Valencia (7,19%) y Castellón (8,26%) se sitúan ligeramente por debajo de la media nacional (11%). Respecto al porcentaje de compras de viviendas por extranjeros de importe igual o superior a 500.000 euros (desde septiembre, uno de los requisitos para conceder la residencia), la Comunitat registró apenas un 1,45% sobre el total (42% de ciudadanos comunitarios y 58% no comunitarios), por el 4,72% registrado a nivel nacional (57,8% de ellos a cargo de ciudadanos comunitarios y 42,12% de no comunitarios). Tipo de adquirente Un 81,45% de los adquirentes de viviendas en la Comunitat Valenciana durante 2013 fueron personas físicas, por un 18,55% de personas jurídicas. En España, el reparto quedaba así: 78% personas físicas, por 22% de personas jurídicas. Durante la crisis (de 2007 a 2013), las viviendas adquiridas por estas últimas se han multiplicado por cuatro, con la consiguiente reducción de adquisiciones por parte de particulares. Por otro lado, según los datos facilitados por los registradores, el precio medio en España de los locales comerciales en 2013 (por metro cuadrado) fue de 1.420 euros. Con 1.113 euros/m2, la Comunitat Valenciana se situó en el decimosegundo lugar, con un 6,6% de incremento respecto al ejercicio anterior. En naves industriales la autonomía ocupó el noveno lugar (303 euros/m2), registrando un descenso del 16,4% en comparación con 2012.

Así mismo, el 80,2% de los compradores de vivienda en la Comunitat Valenciana solicitó su préstamo a bancos y cajas, lo que supone un descenso del 3,12% respecto a 2012. El resto (19,8%) lo solicitaron a otras entidades financieras. Estos datos son muy similares a la media nacional. En el 75,9% de los casos en los que se solicitó crédito para la compra de un inmueble fue para vivienda, registrando así un 5,25% más que en 2012. El importe medio del crédito hipotecario solicitado para compraventa de vivienda fue de 100.841 euros en España y 74.669 en la Comunitat Valenciana, donde se produjo una bajada del 9,61% en relación a 2012. Con un tipo de interés medio del 4,14% en Comunitat Valenciana y 4,02% en España, la duración media de los nuevos créditos experimentó una bajada del 3,09 en la Comunitat, situándose en 251 meses.

 

El precio de la vivienda influye en la natalidad, según un estudio

Natalidad-compra-viviendaSegún un informe publicado recientemente en el Journal of Public Economics, a la hora de decidir tener un hijo no son solo determinantes las perspectivas laborales y los ingresos familiares de la pareja, sino también la evolución del precio de la vivienda. Según sus conclusiones, el aumento del coste de la vivienda repercute directamente en un aumento de la natalidad entre quienes poseen una casa en propiedad y una disminución entre los que no la tienen. 

En este estudio, elaborado por dos expertas economistas, Lisa Dettling, de la Reserva Federal de Estados Unidos, y Melissa Kearney, profesora de la Universidad de Marylan, el análisis estadístico se ha elaborado a partir de datos demográficos recogidos entre 1997 y 2006 y su relación con la evolución de los precios inmobiliarios durante ese mismo periodo.

Dettling y Kearney encuentran la explicación a este fenómeno en el grado de confianza que genera entre las parejas propietarias ver cómo se revaloriza su vivienda. Es decir, se sienten más seguros porque el valor de su patrimonio se incrementa y con ello también la seguridad para afrontar los importantes gastos que supone tener una familia.

Por el contrario, las parejas que no tienen casa propia son conscientes de que les será aún más difícil acceder a ese mercado, y ponen el punto de mira en que si se incrementa el coste de los inmuebles también aumentará el de los alquileres. Y, por tanto, creen que tendrán que utilizar una mayor parte de su renta para la vivienda, lo que frena la decisión de tener hijos.

Además, este análisis ha comparado la influencia del desempleo en el número de nacimientos y, sorprendentemente, apuntan que la variación de precios de la vivienda sería más determinante a la hora de plantearse tener familia.

Por otro lado, la respuesta entre las parejas que viven de alquiler merece una mención aparte: parece que el aumento de precios hace que, como hemos visto, se retrase la decisión de tener un segundo hijo (de hecho la natalidad en ese grupo social tiende a la baja), sin embargo no es determinante para tener el primero. La explicación podría estar en que a muchos de ellos convertirse en propietarios les parece lejano, de manera que no renuncian a su planteamiento vital de ser padres, pero a la vez limitan su descendencia.

Es difícil saber si ese estudio puede tener un paralelismo en el mercado español. No hay ninguno análisis nacional sobre el tema, aunque sí existe un informe similar elaborado por expertos británicos que ofrece resultados parecidos en un mercado más cercano al nuestro.

Como hipótesis podría plantearse que si el sector de la vivienda en España se revitaliza con fuerza, tal vez no sólo indique que nuestra economía mejora, sino que además sería un buen síntoma de que la natalidad, en la actualidad en horas bajas, va a cobrar un nuevo y deseado impulso

El alquiler vuelve a las grandes ciudades por la bajada de precios

ISS_4438_00195Desde hace varias décadas las grandes ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla ha experimentado un proceso de éxodo de población con menor poder adquisitivo hacia la periferia, debido al fuerte incremento en el precio de la vivienda. Pero esta tendencia, según el análisis de mercado realizado por Alquiler Seguro, se ha invertido considerablemente y hoy día podemos hablar de un proceso de “repoblación metropolitana” de las principales ciudades, donde la mayor demanda de los alquileres se producen en las capitales frente a una menor demanda de la periferia.

El Director Comercial de Alquiler Seguro, David Caraballo explica que analizando los datos de mercado, “hemos podido certificar el retorno de una gran mayoría de inquilinos a la metrópoli, que en su momento tuvieron que marcharse a las periferias o ensanches, porque no podían hacer frente a unos precios muy elevados”. “Ahora estamos presenciando, en un contexto de aumento del mercado de alquiler y desde hace unos años de caída de precios, un cambio de tendencia donde las principales ciudades aglutinan la gran mayoría de los alquileres frente a la periferia, en algunas provincias más del 70% de los alquileres se está produciendo en la capital”, subrayó Caraballo.

Tanto en Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia Capital, el tipo de viviendas que más se demanda para el alquiler son las de 2 y 3 dormitorios que representan aproximadamente un 75% del total. Por otra parte, las viviendas que menos demanda tienen son los estudios y viviendas de uno y cuatro dormitorios.

La gestión del 30% de los alquileres, en manos de profesionales

alquiler pancartaLos profesionales inmobiliarios gestionan el 30% del total de alquileres que se realizan en España, mientras que el 70% restante se lleva a cabo directamente entre los particulares, según Arrenta.

Para Arrenta, se trata de una “muy positiva” tendencia, pues la intervención de las agencias inmobiliarias profesionaliza las operaciones y evita posibles sustos a los usuarios.

Así, la asociación considera que esta gestión del alquiler de las agencias inmobiliarias está en plena expansión debido, entre otras razones, al constante crecimiento del alquiler en el país y el aumento de la demanda de los propietarios de una gestión del alquiler cómoda, global, rápida y eficaz.